Los Indicadores Clave de Rendimiento (KPI) son una gran forma para determinar si la logística de una organización y la cadena de suministro funcionan correctamente, así como de garantizar que las operaciones logísticas y de supply chain dirijan sus esfuerzos hacia la mejora continua. Por eso, en este artículo, te contamos cuáles son los KPIs fundamentales en logística.

La importancia de los KPIs en logística y supply chain

Los KPIs son clave tanto para el desarrollo de estrategias de mejora que una empresa quiera implementar como para medir y definir los estándares de la compañía. En lo que atañe a la logística y la cadena de suministro, los KPI son necesarios para supervisar el rendimiento y garantizar el cumplimiento de los objetivos.

En otras palabras, ofrecen una imagen clara del rendimiento general y facilitan las evaluaciones cuantitativas y cualitativas de dicho rendimiento. Si se eligen los indicadores adecuados y alineados con los objetivos, se eliminarán también las suposiciones, lo que mejorará aún más el enfoque y la eficiencia logística.

Por otro lado, es fundamental que los KPIs de la logística y la cadena de suministro sean siempre «SMART» –Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Limitados en el tiempo– y estén vinculados a los objetivos empresariales. En el ámbito de la gestión logística han surgido un conjunto de indicadores clave que permiten evaluar el rendimiento para mejorar la eficiencia de la cadena de suministro. Veamos cuáles son a continuación.

Los 6 KPIs más importantes en logística y supply chain

1. Entrega a tiempo

En un mundo que evoluciona rápidamente y en el que todas las empresas se esfuerzan por satisfacer la demanda de los clientes, los plazos de entrega rápidos son más importantes que nunca. La capacidad de entregar los productos con prontitud es un factor esencial en la cadena de suministros, cuya métrica la obtenemos calculando el porcentaje de pedidos entregados en la fecha prometida o incluso antes.

2. Ratio de rotación de inventario

Se trata de un KPI que indica el número de veces, durante un periodo determinado de tiempo, en las que el inventario se transforma en ventas. Se trata de una métrica muy utilizada para analizar el balance.

3. Seguimiento de los pedidos

Las métricas del estado de los pedidos permiten obtener una visibilidad en tiempo real de cualquier tipo de fallo que pueda surgir en la cadena logística. Gracias a ello, se pueden predecir las necesidades de inventario y stock con mayor precisión.

4. Días de inventario

Este KPI consiste en obtener el número medio de los días que una empresa tarda en vender su inventario. Se trata de un parámetro muy útil a la hora de analizar la eficiencia de las ventas. Por ejemplo, la obtención de un número alto podría indicar que no se está gestionando el inventario correctamente o que existen artículos cuya venta es complicada.

5. Coste de transporte

Conocer el coste de transporte es esencial para fijar correctamente los precios y evitar pérdidas operativas en todo el entramado logístico. Calculando los costes totales por el número de unidades que se han enviado durante un periodo determinado obtendremos la visión sobre el estado en el que se encuentra la gestión de estos costes.

6. Pedidos perfectos

El índice de pedidos perfectos representa el porcentaje de pedidos que se entregan en su totalidad, a tiempo, sin incidencias y con una documentación precisa y completa.

Muchas organizaciones lo consideran el indicador clave de rendimiento más importante de la cadena de suministro, ya que influye directamente en la satisfacción del cliente.

Estos son solo algunos de los KPI más importantes para lograr el éxito logístico. Sin embargo, existen otros que también podemos utilizar para mejorar los resultados de la cadena de suministros. Gracias a este Máster Online de Logística y Supply Chain Management que te ofrecemos aprenderás a sacarle partido a todos los indicadores claves de rendimiento logísticos y mucho más.