Eficacia y eficiencia ¿Sabes cuál es la diferencia?

A menudo utilizamos eficacia y eficiencia indistintamente. Pero lo cierto es que estas dos palabras son distintas y el matiz que las separa es importante. Eficacia y eficiencia se utilizan…
eficacia eficiencia

A menudo utilizamos eficacia y eficiencia indistintamente. Pero lo cierto es que estas dos palabras son distintas y el matiz que las separa es importante. Eficacia y eficiencia se utilizan en el mundo de los negocios y de los Recursos Humanos para hacer referencia a la consecución de los objetivos. Y es cierto que tanto un trabajador eficaz como uno eficiente logra alcanzar su meta.

eficacia eficiencia

Si echamos un vistazo al diccionario de la RAE, no encontraremos una gran diferencia. La definición de eficacia es la “capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera”, mientras que la de eficiencia es la “capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado”.

Ambas están orientadas al logro, aunque en la definición de eficiencia se hace alusión a unos recursos, que serán claves para diferenciarla de la eficacia.

Vamos a ver cuál es la frontera entre estos dos términos:

¿Qué es la eficacia?

La eficacia es la capacidad de cumplir un objetivo. Por ejemplo, una bombilla es eficaz para iluminar una habitación.

En Recursos Humanos una persona eficaz hace lo que se espera de ella en su puesto de trabajo.

¿Qué es la eficiencia?

La eficiencia es la capacidad de conseguir un objetivo, pero empleando los mínimos recursos posibles. Una bombilla de bajo consumo sería eficiente. En la práctica, ambas bombillas iluminan la estancia (por tanto, son eficaces), pero que un modelo utilice menos recursos lo hace más eficiente.

En el mundo de la empresa una persona eficiente es aquella que alcanza la meta utilizando menos recursos. Por ejemplo, un empleado que cumple con la tarea correctamente en menos tiempo que sus compañeros es eficiente.

Por lo tanto, es una cualidad de aquel que logra un objetivo economizando los medios.

Diferencia entre eficacia y la eficiencia en el mundo de la empresa

En definitiva, los dos conceptos son muy relevantes en la productividad de una empresa. De base, los equipos de Recursos Humanos buscan personas que sean eficaces, es decir, capaces de desempeñar correctamente las tareas que requiere ese puesto.

Sin embargo, entre las personas eficaces hay algunas que destacan además por ser eficientes, es decir, consiguen los mismos resultados utilizando menos tiempo, menos material o disponiendo de un equipo de menos empleados. Así, la eficiencia está vinculada con el rendimiento.

Dos conceptos claves en los Recursos Humanos

Eficacia y eficiencia son dos conceptos muy utilizados en el ámbito empresarial para hacer referencia no solo a personas, sino a productos y servicios que cumplen una función determinada.

En el departamento de Recursos Humanos estos dos términos cobran una gran importancia, ya que como hemos visto, las empresas aspiran a contar con una plantilla eficaz y, si es posible, que sea además lo más eficiente posible.

¿Te gustaría conocer más sobre el mundo de los Recursos Humanos? Descubre nuestro MBA Online en Dirección de Recursos Humanos y Desarrollo Digital de Talento y profundiza en esta disciplina a la par que adquieres una visión global e integradora de la gestión de empresas, por medio del tratamiento de las diferentes áreas empresariales como las Finanzas, el Marketing, la Estrategia y las Ventas. ¡Ponte en contacto con nosotros sin compromiso!

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP que permite digitalizar las diferentes áreas de las que...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.