El papel del e-Commerce en la crisis del coronavirus

La crisis sanitaria por el coronavirus ha parado en seco la actividad de muchos sectores, como los de venta directa en establecimientos de productos considerados como no esenciales. Pero en…
ecommerce coronavirus

La crisis sanitaria por el coronavirus ha parado en seco la actividad de muchos sectores, como los de venta directa en establecimientos de productos considerados como no esenciales. Pero en España y en la mayoría de los países, el comercio electrónico o e-Commerce se presenta como una alternativa para poder realizar compras, especialmente, de productos de primera necesidad.

ecommerce coronavirus

Por ejemplo, en España, el Real Decreto que declara el estado de alarma permite el “comercio por Internet, telefónico o por correspondencia”, lo que ha permitido a los e-Commerce seguir gestionando sus pedidos.

Y aunque no todas las tiendas online han experimentado un incremento de sus ventas, gigantes como Amazon sí que han visto un aumento de la demanda de sus productos. Por ejemplo, en Estados Unidos Amazon contratará a 75.000 personas para hacer frente a la avalancha de pedidos. Además, han comenzado a priorizar la recepción y el envío de productos como “comida, relacionados con la salud y la higiene personal, así como productos necesarios para trabajar desde casa”.

 

Factores a tener en cuenta por el comercio electrónico

En estos momentos, desde el Instituto Europeo de Posgrado seguimos muy de cerca esta nueva situación, a través de nuestra formación online de MBA en Marketing Digital con especialidad en Ventas o en e-Commerce.

Así que aquí te hacemos un resumen sobre qué deben tener en cuenta los comercios electrónicos a la hora de continuar con su actividad:

 

Nuevo plan estratégico

 

 

Aunque las ventas continúan, la situación actual dista mucho de la habitual, por lo que hay que redactar e implementar un plan que determine todo lo necesario para garantizar el soporte de la actividad general, a la par que las medidas de seguridad e higiene.

 

Seguridad de los trabajadores

El fomento del teletrabajo en la medida de lo posible o los turnos de personal son algunas de las medidas que favorecen la prevención de los contagios.

Además, hay que facilitar la protección de todos los empleados, especialmente de los repartidores que se encuentran más expuestos. Por ello, las empresas han establecido protocolos para la entrega de los productos que eviten posibles riesgos.

 

Contacto con los proveedores

En la situación actual, es imprescindible que los e-Commerce mantengan un contacto directo con los proveedores, para asegurar que se podrá contar con los productos que se ofrecen en la web.

 

Información sobre la situación

Como están haciendo la mayoría de los sitios web, hay que avisar al usuario de cómo puede afectar la situación actual al tiempo de reparto y preparación de los pedidos. En este sentido, hay que informar bien de los plazos y horarios, así como de posibles restricciones y del protocolo de entrega por parte de los repartidores.

 

Una salida en Internet para los comercios

Durante estos días, el comercio electrónico se ha presentado como una alternativa para el consumidor, pero también para el vendedor. Muchos empresarios que contaban con tienda física y tienda online han podido continuar con su actividad gracias a su presencia en Internet o al permitir realizar los pedidos por otros medios como por teléfono. Como el teletrabajo, el comercio electrónico se presenta como una alternativa en estos tiempos de crisis.

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP que permite digitalizar las diferentes áreas de las que...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.