El apalancamiento financiero: ¿qué es y cómo se calcula?

El “apalancamiento financiero” es una de las metodologías más empleadas en finanzas, principalmente, en el sector empresarial. En este artículo, te explicamos qué es y cómo se calcula esta técnica…
Apalancamiento financiero

El “apalancamiento financiero” es una de las metodologías más empleadas en finanzas, principalmente, en el sector empresarial. En este artículo, te explicamos qué es y cómo se calcula esta técnica tan beneficiosa para las organizaciones, así como para particulares.

 

Apalancamiento financiero

 

¿Qué es el apalancamiento financiero?

El apalancamiento financiero responde a una estrategia utilizada tanto por particulares como por empresas que consiste en endeudarse con el objeto de mejorar la rentabilidad económica.

Es decir, la empresa o el particular financia su actividad económica con unos fondos que van más allá del capital propio.

Por consiguiente, cuando particulares buscan financiación de una entidad bancaria para adquirir una vivienda -sabiendo que esta se puede revalorizar- o empresas deciden acudir a capitales externos de terceros para mejorar su producción (normalmente, la organización estará asesorada por un controller financiero); estarán realizando el mismo proceso. En ambos casos, se estará empleando dicho endeudamiento, con el fin de obtener un negocio rentable.

Este último punto es la diferencia entre apalancamiento financiero y crédito: aunque los dos dispongan de un préstamo financiero, solo en el primero se obtiene una rentabilidad de dichos fondos prestados.

 

¿Para qué sirve el apalancamiento financiero?

Tal y como apuntábamos antes, el cometido principal del apalancamiento financiero es buscar la máxima rentabilidad de un negocio, ya que se puede invertir más dinero del que realmente se posee.

De este modo, estos son los principales beneficios del apalancamiento financiero:

  • Se puede realizar una gran inversión, a pesar de no disponer de toda la cuantía necesaria.
  • El apalancamiento financiero es una operación compartida.
  • Permite endeudarse en momentos de crisis para las empresas.
  • Si la operación es exitosa, los beneficios económicos también aumentarán de forma considerable.

¿Cómo se calcula el apalancamiento financiero?

Antes de nada, cabe destacar que cuanta más deuda se solicite, el grado de apalancamiento financiero será mayor. Y es que, a pesar de que el cometido del apalancamiento financiero sea conseguir esa rentabilidad, no todos los negocios salen bien.

Por tanto, observamos 3 posibles balances finales de un apalancamiento financiero:

  • Positivo: Cuando se generan beneficios tras la inversión.
  • Negativo: Cuando se dan pérdidas sobre el capital invertido.
  • Neutro: Cuando la rentabilidad conseguida es igual que el capital que se ha invertido.

Dicho esto, ha llegado el momento de conocer cómo calcular el apalancamiento financiero. Para esta operación, se emplean fracciones.

Por tanto, si estamos hablando de un apalancamiento de 1:2, nos estamos refiriendo a que de cada euro invertido, estamos invirtiendo 2 euros (uno perteneciente al capital propio y otro prestado), por lo que la deuda ascenderá a un euro.

A continuación, la fórmula utilizada en el apalancamiento financiero:

 

       Valor de la inversión

Apalancamiento financiero= 1: ——————————–

  Recursos propios invertidos

 

Por lo tanto, en el caso de haber invertido 4.000 euros propios, pero el valor total de la inversión asciende a 40.000; de acuerdo con la fórmula del apalancamiento este será de 1:10.

En otras palabras: de cada 10 euros, 1 será invertido por la empresa.

Y esta será la fórmula para desarrollarlo:

 

40.000

Apalancamiento financiero de la inversión= 1: ———- = 1:10

 4.000

 

¿Cómo apalancar correctamente una empresa?

La respuesta es el equilibrio: conseguir ese aurea mediocritas en el apalancamiento de una empresa, donde medir y controlar tanto el rendimiento como el riesgo del propio apalancamiento.

Cuanto mayor sea el apalancamiento, mayor es el riesgo; pero también puede ser mayor la rentabilidad si se han realizados los cálculos oportunos.

Y si el apalancamiento es menor, menor será el riesgo; pero también menor será la oportunidad de incrementar la rentabilidad de una empresa.

Por lo tanto, si buscas que tu negocio sea lo más rentable posible, vas a requerir de conocimientos en economía.

En IEP, además de explicarte en nuestro blog términos como “apalancamiento financiero” o “capitalización simple”, contamos con una amplia oferta formativa en finanzas. Es el caso de este Máster Online en Finanzas y Dirección Financiera.

Noticias relacionadas

Criptomonedas. No es oro todo lo que reluce

Criptomonedas. No es oro todo lo que reluce

Esta Masterclass tiene como objetivo analizar con cierta profundidad una parte cada vez más relevante del sector financiero, como lo es el mercado de los inversores en criptomonedas. En la sesión trataremos temas tan relevantes como:A....

Las 5 P del marketing mix

Las 5 P del marketing mix

Si hay algo que cambia a un ritmo vertiginoso es sin duda el mundo del marketing, sea marketing digital, de guerrilla, a pie de calle o el puro y convencional. Lo cierto es que cada día los consumidores somos más exigentes y las ofertas...