Últimas tendencias en logística

El incremento de la actividad logística o la alta demanda de profesionales que trabajan en este sector son el resultado de un gran incremento en las transacciones a través de Internet.…

El incremento de la actividad logística o la alta demanda de profesionales que trabajan en este sector son el resultado de un gran incremento en las transacciones a través de Internet.

La evolución que ha experimento el sector logístico en los últimos años ha sido muy importante, esto hace que nos preguntemos que va a pasar en el futuro, ¿se mantendrán estas buenas perspectivas?

La respuesta a esta pregunta es  “Si”.

La compra por Internet ha venido para quedarse, el comercio electrónico en España todavía no ha alcanzado su madurez por lo que todavía este sector tiene mucho futuro, lo que se traducirá en una alta demanda de empleo o la aparición de nuevas empresas que se dediquen a esa actividad.

La logística ha cambiado pero todavía le queda un largo recorrido, a continuación 3 tendencias que van a marcar a la logística:

Nuevos cambios en el sistema de envío

Los compradores que han tenido una mala experiencia en una tienda online por motivos de envío difícilmente repetirán esa compra en un futuro próximo.

Cuando un consumidor hace una compra a través de internet desea recibir los productos que se ha comprado lo antes posible. Pero no sólo eso, ahora quieren saber todo lo que está pasando con su envío.

Empresas como “Glovo” que se dedica a comprar los productos que necesites, recogerlos y llevártelos a tu casa la base de su negocio está sostenida por la logística.

Esta empresa ha adoptado este nuevo sistema de envío, mediante el cual sus clientes reciben los productos que han comprado en muy poco tiempo, además a través de su aplicación puedes comprobar por donde va el repartidor haciendo un seguimiento.

nuevas tendencias en logística

Otro de los aspectos que han adoptado muchas empresas es el horario de envíos más flexibles, las personas que estén trabajando prefieren recibir los paquetes a una determinada obra.

En definitiva, rapidez, adaptabilidad y transparencia es la base de los nuevos cambios en el sistema de envío.

Devolver los productos sin complicaciones

En general, al comprarnos ropa o zapatos por internet es difícil saber si nos va a quedar bien o mal. Por eso, para según que modelos de negocios es muy importante una buena política de devolución de compra.

Las empresas que ponen todo tipo de facilidades a sus clientes en la devolución de sus compras puede ser una ventaja competitiva respecto a sus otros competidores.

Sin embargo, aunque una empresa tenga una devolución de compras correcta, hay que pensar que un sistema de devolución ineficiente puede ocasionar importantes pérdidas.

Nuevos puntos de recogida

Los horarios de trabajo nos condicionan en muchos aspectos, también en lo que se refieren a la compras.

Una tendencia que cada vez está ganando más adeptos y que empresas están adaptando cada vez más es el nuevo sistema de recogida de paquetes.

Los drop point, también conocidos como puntos de conveniencia permiten al usuario recoger los productos que se han comprado en el horario que mejor se adapte a ellos. Se tratan de tiendas o instituciones como Correos en los que se recogen estos productos.

Las últimas tendencias están involucrando cada vez más a personas, por lo que las empresas están contratando cada vez a personas de logística con formación como el máster online de Logística y sistemas de supply.

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP, que permite digitalizar las diferentes áreas de las...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.