¿Posgrado o máster?

Si has llegado hasta aquí es porque tú también te estás planteando esta pregunta: ¿Posgrado o máster? Se trata de una duda muy frecuente a la hora de subir un…

Si has llegado hasta aquí es porque tú también te estás planteando esta pregunta: ¿Posgrado o máster? Se trata de una duda muy frecuente a la hora de subir un peldaño más en la etapa formativa. En este post explicamos las diferencias entre estas dos formaciones para que puedas escoger la que más te conviene según tus necesidades profesionales y personales ¿Es buena idea cursar un master online oficial? Aquí te lo contamos.

Desde la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior en el sistema universitario español, el conocido como Plan Bolonia, las licenciaturas y diplomaturas se unificaron en los grados. Ahora, toda la formación más allá del grado puede considerarse un posgrado aunque en términos de titulación un posgrado es una titulación concreta diferente al máster. Pero antes de analizar las diferencias comenzaremos con la definición de máster y posgrado:

Características del máster

El máster es una formación de posgrado que requiere de 60 a 120 créditos ECTS (sistema europeo de transferencia de créditos) y se cursan en uno o dos años. Este tipo de formaciones suelen abarcar una o varias disciplinas pero con una orientación más global. Existen dos tipos de másteres, los oficiales y los títulos propios. Estos estudios tienen como objetivo preparar al alumno para una especialización académica o profesional o servir como preámbulo a su tarea investigadora a través del doctorado (en el caso del máster oficial). Se accede con una titulación de grado o equivalente.

Características del posgrado

El posgrado es una formación que puede ir generalmente de los entre 30 a los 60 créditos ECTS y que suele centrarse en un asunto más especializado que el máster. Un ejemplo muy reputado de este tipo de formación son los Master of Business Administration (MBA), uno de los estudios de posgrado más populares a nivel internacional, que suele estar relacionado con la dirección y administración de empresas.

Diferencias entre máster y posgrado

  • Duración. Los másters son estudios que pueden tener un programa formativo de entre 60 y 120 créditos ECTS por lo que se pueden prolongar entre 1 y 2 años académicos. Aunque varía, los posgrados suelen abarcar entre 30 y 60 ECTS. En cualquier caso, en la práctica, es muy común encontrar másters y posgrado de una duración similar y de un peso académico de 60 créditos.
  • Máster oficial o propio. Como hemos comentado, los másters pueden ser oficiales o propios. El alumno debe valorar si prefiere cursar máster oficial (enfocado a la investigación y obligatorio en el caso de querer continuar con un doctorado) o bien un máster propio (que tiene la ventaja de que por lo general está altamente adaptado al mercado laboral y que tiene un enfoque eminentemente práctico). El título de posgrado es siempre propio.

Máster o posgrado online

En los dos casos es posible cursar un máster online o posgrado online con una metodología especialmente pensada para aquellas personas que tienen que compaginar sus obligaciones laborales con sus necesidades de formación. En este sentido, en instituciones como el Instituto Europeo de Posgrado, la libertad de horarios en la atención a las clases es un requisito primordial con amplia disponibilidad de los materiales, atención personalizada, clases semanales y comunicación continua por foros de debate.

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP, que permite digitalizar las diferentes áreas de las...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.