Optimiza tus estrategias de marketing con estos 5 sesgos cognitivos

Las decisiones de los usuarios no son aleatorias, sino que vienen determinadas por una serie de mecanismos mentales inconscientes. Conocerlos es fundamental a la hora de elaborar una campaña de…

Las decisiones de los usuarios no son aleatorias, sino que vienen determinadas por una serie de mecanismos mentales inconscientes. Conocerlos es fundamental a la hora de elaborar una campaña de marketing efectiva, captar usuarios, aumentar las ventas e inclinar la balanza a nuestro favor. En este artículo, te explicamos qué son los sesgos cognitivos y 5 sesgos clave que puedes utilizar para optimizar tus estrategias de marketing.

 

sesgos cognitivos

¿Qué son los sesgos cognitivos?

El sesgo cognitivo es un tipo de pensamiento subjetivo relacionado con el procesamiento de información y la interpretación del mundo que afecta a las decisiones que tomamos y a los juicios que emitimos, lo que lo convierte en una excelente herramienta de marketing.

Los sesgos cognitivos son el resultado que realiza nuestro cerebro a la hora de simplificar el procesamiento de la información y suelen estar relacionados con la memoria, la atención y el componente selectivo. En este sentido, los sesgos funcionan como reglas empíricas que ayudan a dar sentido al mundo y a tomar decisiones con relativa rapidez bajo unos parámetros de percepción subjetiva, muy utilizados en técnicas de marketing para influir en las personas.

 

5 Sesgos cognitivos clave para mejorar tus campañas de marketing

1. Sesgo endogrupal

El sesgo endogrupal puede definirse como la tendencia que tienen las personas que forman parte de un grupo de favorecer y beneficiar a los miembros del grupo por encima del resto. Esto se explica porque todo individuo posee y fomenta una imagen positiva de sí mismo, lo que se extrapola al concepto de grupo con el que se identifica. Del mismo modo se explica el rechazo que produce el grupo ajeno. Un ejemplo muy claro de este comportamiento lo observamos en los seguidores de los equipos de fútbol. En este aspecto vemos cómo las campañas de marketing de una marca de ropa, asociada con un determinado equipo deportivo, consigue aumentar considerablemente sus ventas.

2. Sesgo de anclaje

El efecto anclaje se basa en que la información inicial que una persona recibe va a condicionar el resto de información posterior y la toma de decisiones. La primera información actúa de punto de partida y va a influir inconscientemente en las opiniones, juicios y decisiones posteriores. Un ejemplo de su uso estratégico en marketing lo encontramos a la hora de establecer un precio inicial que posteriormente sufre modificaciones y descuentos. La persona toma como referencia ese precio inicial para comparar los siguientes, aumentando la percepción positiva del coste final del producto o servicio.

3. Sesgo de autoridad

El sesgo de autoridad parte de la base de que la gente tiende a asumir como verdades las afirmaciones que provienen de personas que poseen autoridad sobre determinada materia sin cuestionarlo o ponerlo en entredicho y, por lo tanto, son capaces de influir en la opinión de las personas. Este sesgo tiene su aplicación en marketing, especialmente, cuando se busca captar y convencer a clientes potenciales. Ejemplo de ello lo podemos observar en publicidad cuando un dentista recomienda una marca de dentífrico o cuando un as de las finanzas aconseja invertir en ciertos valores.

4. Sesgo de aversión a la pérdida

Se basa en el principio del dolor que producen las pérdidas por encima de la satisfacción que nos puedan producir las ganancias. Nadie quiere perder. En este sentido, al margen de hacer hincapié en las ganancias es importante mostrar al posible cliente lo que puede perder si no adquiere determinado producto o servicio. Por ejemplo, al ofrecer un descuento o un regalo de promoción, la persona se va a ver en la necesidad de utilizar el vale para no perder el descuento o comprar el producto para no perder el regalo.

5. Sesgo de apreciación del lujo en base al precio

Este sesgo se identifica con el efecto Veblen, es decir, que al aumentar el precio de un producto también aumenta su demanda y se incrementa el valor de la marca. Tiene que ver con la percepción de exclusividad, calidad y lujo vinculados con los altos precios. A mayor precio, más exclusivo y más deseable. Podemos utilizar este sesgo en nuestras campañas de marketing con el lanzamiento de un producto limitado.

 

¿Quieres conocer más sesgos cognitivos? Aprende las mejores estrategias de marketing y conviértete en un experto con este Máster Online en Marketing Digital.

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP que permite digitalizar las diferentes áreas de las que...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.