Growth Hacking: estrategia del marketing online

¿Tienes un negocio online? ¿Trabajas en el departamento de marketing de una multinacional o de una pyme? Si has contestado que si alguna de estas preguntas la información que aparece en…

¿Tienes un negocio online? ¿Trabajas en el departamento de marketing de una multinacional o de una pyme? Si has contestado que si alguna de estas preguntas la información que aparece en este artículo va a ser de tu interés.

Este término anglosajón se ha puesto de moda desde apenas unos pocos años en el mundo empresarial. Se empezó a utilizar en EE.UU en el entorno de las Startups, llegando en la actualidad a utilizarse en las empresas de todo el mundo, pero… ¿qué es el Growth Hacking?

Growth Hacking

Es una estrategia de marketing online con la que se intentan minimizar los gastos de cada una de las acciones marketing de la empresa, intentando hacer el menor esfuerzo posible, pero con el objetivo de crecer rápidamente consiguiendo una alta notoriedad entre los clientes

La gran ventaja de esta estrategia es que si se aplica de manera correcta se pueden llegar a conseguir una gran cantidad de ingresos y beneficios.

arrows-1229855_960_720

La figura del Growth Hacker

Si estás interesado en especializarte en esta rama del marketing digital, tienes que tener facilidad y una serie de cualidades para poder llegar a ser un gran profesional.

Debes ser una persona analítica, es decir, capaz de recoger, tratar e interpretar los datos de tu empresa o Startup y de su entorno.  Si algo ves que no funciona, desecharlo y volver a intentarlo de otra manera diferente.

También tienes que ser una persona creativa, buscar acciones nuevas que te permitan crecer a tu proyecto o empresa. Hacer lo que no han hecho otros, es la clave para llegar a ser un gran profesional en esta área.

Multidisciplinar, cuanto más versátil es una persona más valorada y útil será para el proyecto en el que se trabaje. Si sabes un poco de todo, podrás aplicar más técnicas de crecimiento con las que beneficiar de manera notable a tu empresa.

Un Growth Hacker tiene que ser una persona curiosa, buscar información y conocer de primera mano varios sectores para obtener nuevas ideas que luego se puedan aplicar. Usar el pensamiento lateral, es decir, un método o técnica que se utiliza para resolver problemas de forma imaginativa.

Para llegar a llegar a ser un gran profesional se tiene que tener una base sólida de conocimientos, como la que se obtiene con el máster online en Marketing Digital.  

Técnicas más usadas de Growth Hacking

A día de hoy son muchos los métodos que se pueden utilizar en esta estrategia de marketing. Las más conocidas por los buenos resultados que han dado a empresas como Dropbox, Spotify o Linkedin son las siguientes:

  • Modelo freemium: los usuarios pueden acceder a la versión gratuita de un producto pero con limitaciones, por eso un usuario quiere disfrutar del producto completamente tendrá que pagar una cuota, generando beneficios a la empresa.
  • Invitaciones exclusivas: al crear un producto se invita a unas pocas personas a utilizarlo, dando una sensación de exclusividad que atrae a nuevos usuarios.
  • Gamificación: es la creación de pequeños juegos que se encuentran dentro de los productos, con esto se consiguen que los usuarios sigan indirectamente las instrucciones de la empresa.

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP, que permite digitalizar las diferentes áreas de las...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.