¿Cuáles son los beneficios de hacer Brainstorming?

El brainstorming es uno de los métodos de gestión equipos más usados por las empresas para generar nuevas ideas, solucionar problemas o crear equipos. Esta técnica favorece la participación de…

El brainstorming es uno de los métodos de gestión equipos más usados por las empresas para generar nuevas ideas, solucionar problemas o crear equipos.

Esta técnica favorece la participación de los miembros de equipo, siendo válidas y aceptadas por igual la opinión de cada uno de los participantes.

El brainstorming o también conocido como lluvia de ideas consiste en reunir a un grupo de personas para obtener ideas y soluciones de un determinado tema.

Los participantes exponen sus ideas bajo ciertas condiciones tal y como veremos a continuación:

¿Cuándo se debe hacer Brainstorming?

Se usa para hacer frente a nuevos proyectos o problemas que se deben solucionar dentro de una organización.

Otra de las situaciones en las que juega un papel fundamental es en la creación de equipos, fomenta la colaboración de todos los trabajadores, dejando a un lado el cargo, de ahí surgen sinergias creativas mejorando las relaciones entre los participantes.

Para que la práctica de brainstorming tenga éxito tiene que cumplir con una estructura y unas normas como los siguientes:

  • No hay que criticar las ideas de ninguno de los miembros
  • Cuantas más ideas mejor. Las ideas creativas ocurren con muy poca frecuencia, por ello cuanto más ideas aporten los miembros del equipo, la probabilidad de salir las buenas ideas será mayor.
  • Trabajar sobre las ideas de otros compañeros.
  • Todas las ideas son aceptables

lluvia de ideas

Después de dejar definidas las pautas que deben seguir todos los participantes, el brainstorming puede empezar siguiendo estos pasos:

1) Crear un equipo de lluvias de ideas formado de 5 a 15 personas, aunque el tamaño perfecto sería no más de 7 personas

2) Elegir a un miembro del equipo para que sea el encargado de coordinar y sacar adelante el ejercicio de brainstorming. El coordinador guiará y revisará que se cumplan las reglas básicas.

3) Escoger la técnica a través de la cual se van a recoger todas las ideas, si es a través de un ordenador, folios, notas adhesivas…

4) Realizar la sesión en una sala tranquila, sin ruidos alrededor, para la sesión de lluvias de ideas.

5) Seguir las cuatro etapas del brainstorming en orden; exponer el problema a solucionar; establecer el problema y replantearlo de un modo de vista diferente; hacer la lluvias de ideas y por último comprobar las ideas generadas por los grupos.

Ventajas de hacer Brainstorming

Los trabajadores y directores de recursos humanos tienen muy claro que las sesiones de brainstorming pueden llegar a favorecer a la empresa, no sólo mejoran las relaciones entre compañeros sino que también se han convertido en toda una fuente de posibles soluciones.

Las lluvias de ideas es una gran fuente de innovación, en este tipo de sesiones se generan una gran cantidad de buenas y útiles propuestas.

Además de mejorar la comunicación y las relaciones entre los compañeros de trabajo, ayuda a fomentar diversos puntos de vistas. Uno de los grandes temores es el miedo a exponer ideas, de esta manera ese temor queda superado.

Gracias a las lluvias de ideas, y a la puesta en prácticas de lo que sale de esas sesiones, hace que aumente la productividad de los trabajadores. Se trata de pensar en caminos que ayuden a alcanzar resultados de una manera fácil y rápida.

 

Noticias relacionadas

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Odoo ERP. Digitalizar lo que ocurre en tu empresa. 

Esta Masterclass tiene como objetivo conocer qué es un ERP basándonos en el ejemplo de Odoo y que hace a esta herramienta un elemento fundamental dentro de una compañía.  Este ERP que permite digitalizar las diferentes áreas de las que...

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Viaje al otro lado del espejo laboral: quiero emprender ¿cómo lo hago?

Esta Masterclass tiene como objetivo el conocimiento del mundo del emprendimiento. “Tengo una idea, ¿qué hago con ella? ¿Quién me puede ayudar? ¿Necesito invertir mucho dinero?” Estas son algunas de las preguntas que pueden pasarnos por la cabeza cuando nos planteamos la decisión.